Arquimedios

Blog

La calzada de Zapopan

La calzada de Zapopan
octubre 10
09:27 2017

Pbro. Lic. Armando González Escoto

La colaboración de ideas y propuestas de beneficio a la ciudadanía unió las voluntades de dos personajes célebres en nuestra historia reciente, el Cardenal José Garibi Rivera y el gobernador Jesús González Gallo. Entre las muchas obras que por entonces se hicieron destaca la inicialmente llamada “calzada de Zapopan”, que partía de “La Normal” dándole continuidad a la nueva avenida Alcalde, para enlazar por medio de un solo eje a la catedral de Guadalajara con la basílica de Zapopan.

La iniciativa nacía de la necesidad de ofrecer a la gran fiesta de la “llevada de la Virgen” un camino amplio y directo que librara a esta gran romería de las sinuosidades y estrecheces del antiguo camino de los Colomos. La nueva calzada estuvo lista para la romería de 1952. Era en su momento la carretera más ancha de Jalisco y la avenida más amplia de Guadalajara, equivalente a ocho carriles a partir de “la Normal”, y seis en la avenida Alcalde.

Todas las notas periodísticas del momento hablaron de la importancia de este logro, del beneplácito de la ciudadanía, de la magnífica realización de la obra que además, al separar enormes terraplenes produjo graderías naturales para quienes aguardaban desde la madrugada el paso de la romería. Cruzando además por amplias zonas baldías favorecía el día de campo que se organizaba una vez transcurrido el evento.

Cuando se pensó en la necesidad de crear una Línea 3 que siguiera este eje, la primera idea había sido hacerla de superficie, lo cual inmediatamente fue rechazado pues con ello se entorpecería el desarrollo de la romería, de ahí que la solución fuera hacerlo o elevado o subterráneo para salvaguardar un espacio que se había ya hecho el propio y adecuado para esta célebre fiesta. Al final se optó por una combinación que salvaguardaba el eje Alcalde–Ávila Camacho para el desarrollo de la romería, que no es cualquier evento, sino la fiesta religiosa de mayor contenido, riqueza cultural y tradición que se conserva en Guadalajara, poseedora además de una historia admirable si consideramos todo lo que nuestro pueblo ha sido capaz de hacer para sostener y defender su tradición, sobre todo en las épocas de persecución.

Lo verdaderamente extraño, absurdo e inadmisible es que ahora se pretenda obstruir de manera permanente este eje procesional de Guadalajara, mandando la romería por el camino viejo, hoy todavía más sinuoso, estrecho y poblado de oficinas y comercios, como si esta que es la fiesta religiosa más importante de Guadalajara no tuviera derecho a conservar el camino que con el dinero de la ciudadanía se hizo justamente para el mejor y más amplio desarrollo de esta memorable celebración.

¿Dónde queda entonces el carácter simbólico que tuvo su construcción, para expresar la conciliación social luego del conflicto religioso? ¿Dónde queda el sentido común, y el liderazgo inteligente? ¿Es que no hay nadie en casa que lo defienda?

About Author

Rebeca Ortega

Rebeca Ortega

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

*

Buscar

Semanario

Recibe NotiSIAG

Dirección de correo

Facebook

Calendario

octubre 2017
L M X J V S D
« Sep    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Twitter