Arquimedios

Blog

La sociedad se reconstruye desde las familias, bajo el amparo de la Virgen

La sociedad se reconstruye desde las familias, bajo el amparo de la Virgen
octubre 12
13:02 2017

Redacción Arquimedios

Minutos antes de las 11.30 de la mañana inició la Misa de Bienvenida a Nuestra Señora de Zapopan en el atrio de su Basílica.

La Celebración Eucarística fue presidida por Mons. José Guadalupe Martín Rábago, Arzobispo Emérito de León, y concelebrada por Mons. Juan Humberto Gutiérrez Valencia, Obispo Auxiliar de Guadalajara, y Mons. José de Jesús González, O.F.M., Obispo Prelatura del Nayar, además de números sacerdotes.

En esta ocasión el señor Cardenal José Francisco Robles Ortega no pudo estar presente pues se encuentra en Roma cumpliendo algunos compromisos, en su papel de miembro del Colegio Cardenalicio.

Durante la Homilía Mons. Martín Rábago se refirió a María como la primera misionera que llevó a su prima Isabel la presencia de Jesús que es fuente de paz y alegría. “El encuentro hizo estremecer de gozo al Niño en el vientre de su Madre”, señaló.

“Hermanos nos hemos congregado arrastrados por el amor y la veneración a la Madre de Dios, venerada con el título de Nuestra Señora de Zapopan. Llevamos impresos en el corazón los motivos históricos por los cuáles ella ocupa un lugar privilegiado en nuestros afectos.

“Traída en el cuello de los frailes franciscanos, marcó el comienzo de la evangelización en estas tierras. Vino presurosa a traernos la presencia de Jesús, alegría que llena el corazón y la vida entera de quienes lo aceptamos por la fe.

“Ella fue la pacificadora que permitió reconciliar en momentos de graves conflictos bélicos y ha sido siempre fuente de esperanza en las situaciones dramáticas de nuestra historia regional y patria.

Evangelizadora y pacificadora

“Es Evangelizadora, así nos la presentó el Papa Juan Pablo II, hoy santo, quien hace 39 años, en la basílica se colocó a los pies de María.

“El Papa alabó a nuestra Señora de Zapopan como Madre, Reina, Protectora y Modelo para los pobladores de estas tierras. A ella se viene para honrarla y para aprender a ser un verdadero discípulo de Jesús. María no empaña la función única que corresponde a Jesús como mediador, como salvador, como redentor; y a Él nos conduce.

“Ella es auxilio y modelo que nos acerca a Dios y nos invita a crecer en amor a los hermanos.

“Quien vive una auténtica devoción mariana no puede encerrarse en sí mismo, sino que se sentirá urgido en comprometerse en favor de los demás especialmente en los más pobres y necesitados, para lograr la necesaria transformación de la sociedad de individualista en solidaria, de corrupta en honesta, de agresiva en pacífica.

“María nos invita a no aceptar pasivamente las circunstancias adversas de la vida personal y social.

“Un santo vino, nos exhorto y nos señaló caminos de espiritualidad mariana que debemos recorrer para no quedar en la superficialidad”.

Cuestionó cuál ha sido el fruto de esa exhortación y preguntó si se percibe que la devoción nos ha llevado a un mayor acercamiento a Cristo y a compromisos transformadores de las estructuras sociales. “¿Hemos Crecido en interés efectivo por los más necesitados? ¿Hemos avanzado en comportamientos de mayor justicia y honestidad? A todo esto nos invitó un santo.

La Virgen convoca a la paz y a la reconciliación

María es pacificadora porque es la Madre de Cristo, el príncipe de la paz, quien quiere q nos congreguemos como familia haciéndonos hermanos.

“La Virgen de Zapopan hizo su entrada a estas tierras como una bandera desplegada que convoca a la paz y a la reconciliación. La pacificadora es el título con que ha sido siempre vitoreada y honrada.

“La que desarma los corazones agresivos, la que convoca a vivir en familia donde se experimenta la fraternidad y el gozo del encuentro.

“Hermanos, cuánto necesitamos la presencia de María ahora en estos momentos en que a lo largo y ancho de nuestra patria surge el clamor; queremos derrotar la violencia, queremos que se desarmen los puños amenazadores, queremos vivir dentro de la tranquilidad y del orden, y ser constructores de un mundo más justo donde florezca la paz y el respeto a la vida humana”.

Habló sobre la violencia intrafamiliar creciente, sobre la incidencia de feminicidios, el aumento de la inseguridad pública y la venta y consumo de drogas.

“Estamos frente a una violencia difícil de erradicar pero no podemos darnos por vencidos, necesitamos tener decisión para recorrer caminos que nos permitan se constructores de paz. El Papa Francisco señala que se inicia por la reconstrucción de las familias, la transformación de los jóvenes desde la familia.

“Que lamentable que a veces toda la familia está involucrada en la delincuencia.

“Hay que impulsar una cultura intolerante a la corrupción, recuperar valores, más allá de imponer sanciones, hacer una transformación de fondo.

“Sin valores no vamos a ningún lado.

“La educación verdadera desencadena dinamismos de transformación total.

“El Papa dijo en Colombia, no imaginaba que era más fácil iniciar una guerra que terminarla

“Hay que tener decisión para iniciar la recuperación de la sociedad.

“Nosotros creyentes alentemos la espiritualidad de la esperanza”.

Finalmente, Mons. Martín Rábago aseguró que dirigimos a la Virgen nuestras súplicas, le pedimos que derrote nuestros desánimos, que crezca nuestra seguridad de que ella siempre ha estado atenta y amorosa anunciándonos a Jesucristo príncipe de la paz. “Tu nunca nos has abandonado y nunca nos abandonarás”, concluyó.

La Misa finalizó alrededor de las 12.45 de la tarde.

About Author

Gabriela Ceja

Gabriela Ceja

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

*

Buscar

Semanario

Recibe NotiSIAG

Dirección de correo

Facebook

Calendario

octubre 2017
L M X J V S D
« Sep    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Twitter